La teoría integral del todo, del científico Irvin Laszlo


El problema es que la mente moderna no está preparada para aceptar como real nada que no sea «manifiesto», que no esté, literalmente, «a mano».  Sin embargo, esta concepción está cambiando. En este artículo te dejamos unas pistas sobre la teoría integral del todo, del científico Irvin Laszlo.


Si tienes usuario de Facebook puedes dejar tus comentarios abajo de este artículo.

También puedes contactarnos por e-mail. 

Acerca de Área Saludable


"El universo que observamos y en el que habitamos es un producto secundario de un mar de energía que ya estaba ahí antes de que allí existiese nada” Irvin Laszlo.  


El akasha: un espacio de información

El término sáncrito “akasha” significa espacio, éter, y postula la idea de un campo de información que abarca el pasado, el presente y el futuro, como sustancia del cosmos, la vida consciente y su evolución.

 

La idea de “akasha” está presente en la cosmología hindú, y también en el budismo, la teosofía y el jainismo, entre otros. Pero lo que más impacta, es que la ciencia moderna se esté haciendo eco de esta palabra.

 

Irvin Laszlo es un filósofo de la ciencia y teorista integral nacido en Budapest en el año 1932, que dedicó gran parte de su vida a estudiar la idea de "akasha".  En el año 2004 publicó su libro “La ciencia y el campo akáshico: Una teoría integral de todo” donde define el "campo akáshico" como:

 

“El concepto principal es que el universo no sólo está hecho de “materia” (partículas,  átomos), sino que está constituido por una unión de campos y fuerzas que llevan información y energía. El campo akáshico es el concepto que unifica todos los campos, un mundo de interconexión sutil pero constante, un mundo donde todo informa, actúa e interactúa, a todo lo demás” .


¿Qué es el akasha?


“El impulso común de sus descubrimientos es que la mente humana no es una entidad aislada. Para utilizar una expresión que hizo popular Gregory Bateson, es una «ecología». La conciencia no está totalmente poseída por el individuo, sino que está presente a través de toda la sociedad y quizá toda la humanidad como un todo” Irvin Laszlo 


Irvin Laszlo reúne la voz de físicos, biólogos, neurocientíficos y filósofos  para fundamentar su teoría del campo akáshico. Sus palabras para describirlo resultan convincentes: 

  • “Es una especie de campo activo de memoria que abarca el espacio (está en todas partes) y el tiempo (perdura para siempre). Es como si los peces y las plantas fueran manifestaciones físicas del agua, interconectadas por el agua de modo que cualquier cosa que le suceda a uno de ellos ha de influenciar a lo que le suceda a los demás bajo un sistema de dependencia mutua, evolucionando juntos en una delicada danza entre toda la vida y toda la naturaleza”.

De acuerdo con la metáfora de Laszlo, si los peces son como manifestaciones del agua, los seres humanos seríamos como manifestaciones del universo. Y todos, estamos interconectados por un mismo campo de información, nos desarrollamos en una misma “ecología”, un mismo flujo de información.

 

La propiedad más importante del “campo akáshico” es que la información es generada, conservada y transmitida por y entre todas sus partes. La materia no es su principal característica. Lo verdaderamente importante es que todo lo que sucede en él afecta («informa») a todo lo demás.  Esta comunicación no se realiza en la forma de palabras explícitas o de eventos, sino mediante intuiciones o sensaciones.

 

El akasha es el “campo activo de memoria” que algunos describen como un “holograma”,  o “vacío cuántico”.  Sin embargo, el akasha no está vacío, contiene la información de todo cuanto sucedió y sucede. 

CAJA COMENTARIOS FACE: